Buenas Prácticas de Manufactura (BPM)

El objetivo de las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) consiste en reducir el riesgo de contaminación de los productos frescos durante la manipulación, embalaje, almacenamiento y transporte.

Las BPM son esenciales para garantizar la calidad de los productos frescos y para prevenir que el entono de manipulación se convierta en una fuente de contaminación microbiana, física o química.

Objetivos

  • bpmLas Buenas Prácticas de Manufactura tiene como objetivo:
  • Contribuir al aseguramiento de una producción de alimentos seguros, saludables e inocuos para el consumo humano.